El jueves 5 de agosto, a las 19.30, se inaugurará la muestra Origen de la Catástrofe de Marcos Acosta en el Museo de Bellas Artes de Salta (Avda. Belgrano 992).

La curadora del Museo de Bellas Artes de Salta Andrea Elías describe a Marcos Acosta: “como artista que se inscribe en una temática de larga tradición en la Historia del arte: la relación naturaleza/ arte. En su trayectoria encuentra puntos en común con otros artistas, los románticos, por ejemplo, pero su noción contemporánea de naturaleza es compleja e incierta para él mismo. Se pregunta constantemente sobre ella, y sobre nosotros como parte y autores de ella. Sobre su pasado, su presente y su futuro. Sobre nuestro pasado, presente y futuro. Sus pinturas y dibujos están constituidos de estas imágenes que a veces parecen una predicción, otras una retrodicción.

 

La obra de Marcos Acosta no es un medio, una excusa o plataforma para el desarrollo de conceptos, sino una especie de “Ecología visual”, surgida en la densidad, vacío, exhuberancia, oscuridad, color y forma de sus pinturas. Sus imágenes pictóricas se comportan en sí mismas como hipótesis sobre la relación hombre/ naturaleza y también naturaleza/ arte. Pero esta muestra, es más que la suma de las obras, conforma una especie de ecosistema con equilibrio propio que percibo como la Visión del artista. Visión como percepción directa y personal, visión unificada con la naturaleza que nos proyecta al origen de la Catástrofe.

 

Inaugurarán la muestra “Origen de la catástrofe” de Marcos Acosta

martes 27 de junio de 2010 / Página oficial Secretaría de Cultura de Salta

 

Esta exposición que presentamos en el museo de Bellas Artes de Salta tiene puntos de interés que intentamos conectar con el espectador. Entre ellos los que tienen una fuerte relación con la comunidad artística local, como es la larga tradición pictórica ligada al artista y su paisaje local.
También creemos que esta es una buena oportunidad de contemplar una obra que transita una disciplina con larga tradición como es la Pintura desde un lugar actual, con preocupaciones y percepciones contemporáneas.”

Sobre la Muestra, el propio Acosta explica: “Es interesante la sensación desde lo alto cuando uno mira una ciudad. Parece que el tiempo se detuviera, que de pronto todo se suspendiera. A veces pienso que esa es la realidad, que todo está suspendido, que nada se mueve verdaderamente. Sin dudas todo es un problema de escalas. El tiempo, como medida humana, es una escala que nos pone frente a lo incomprensible del universo. También es cierto que nuestra naturaleza, nuestra esencia, depende de esa escala. Una escala que nos hemos construido y que, paradójicamente, nos excede hasta hacernos desaparecer.

 

Una vez más se me presenta la idea, estremecedora, de que en todo esto, la catástrofe, es parte del curso natural de las cosas, un proceso biológico difícil de detener. Pueden ser años, décadas o milenios, pero todo se precipitará sin dudas. ¿Hacemos esfuerzos, con nuestras acciones, para que ese final sobrevenga antes de tiempo?- no creo- no somos tan poderosos.”

La muestra permanecerá hasta el 2 de octubre.